Alumnos del primer nivel ya han logrado controlar una linterna con un joystick